ita
eng
facebook
instagram
twetter
youtube
googleplus

Este tentacular genero urbano nació en la ciudad de New York, entre finales de los años 50 y principios de los años 60 del novecientos, como consecuencia del inevitable encuentro y fusión de algunos elementos ritmicos afro-americanos extraidos del R&B (rhythm and blues) y del soul con otros componentes traidos desde la esfera musical latino-americana, entre estos el son montuno y el mambo. Los artífices de este fenomeno musical fueron los miembros de la nueva generación de americanos nacidos y presentes en los barrios de la “Gran Manzana”, es decir, afro-americanos, puertoriqueños a los cuales se les llamaba y conocía como newyoricans sin dejar atrás a otros musicos cubanos y dominicanos los cuales se sirvieron de una serie de instrumentos que iban desde el piano, las trompetas, los trombones, el bajo electrico o guitarra bajo, el contrabajo, el saxofón siguiendo con la conga, el bongó, el güiro, los timbales y utilizando el idioma inglés (en eso se incluía el “slang of New York” - la jerga de Nueva York) para la realización de la estructura coral de las canciones de aquella novedad sonora. Fue así, de esa manera, que durante los años en los cuales el genero conocido como “boogaloo” o también como “latin boogaloo”, “bugalú”, “latin R&B”, “shing-a-ling” imperaba a través de sus arreglos musicales en las listas de mejores canciones estadounidenses, muchos musicos pudieron deleitar la escena por medio de una interesante serie de composiciones entre las cuales se hallaron; “I Like It Like That”(Pete Rodriguez-1966), “Micaela”(Pete Rodriguez-1967), “Boogaloo Blues”(Johnny Colón-1967), “Use It Before You Loose It”(Bobby Valentin-1968). A estos se unieron, no después de mucho tiempo, algunos artistas de renombre del panorama latino de la ciudad de New York, los cuales grabaron diferentes canciones pertenecientes a este ritmo, entre aquellas aparecieron obras arrebatadoras como “Bang Bang”(Joe Cuba Sextet-1966), “Panama's Boogaloo”(Charlie Palmieri-1968), “Hit the Bongo”(Tito Puente-1970). Aquellas obras musicales leídas por entero en clave de boogaloo confirieron a este popular genero una calidad sonora de enorme valor, la cual puso a seguir las bases para la introducción de aquel fenomeno “sociomusical” que el mundo entero habría conocido años más tarde con el nombre de Salsa.

Latin Boogaloo

Este fascinante genero funda sus origenes en los años cuarenta del novecientos, a través del reciproco aporte musical de algunos legendarios esponentes de la musica latino- americana y varias personalidades artisticas del panorama jazz de aquella epoca, las cuales comenzaron a introducir fragmentos de musica afro-cubana dentro de las secuencias de jazz y/o a ejecutar piezas musicales afro-cubanas usando instrumentos estrictamente entrelazados con el mundo del jazz y algunos instrumentos de percusión de raíz afro-cubana como el bongó y la conga. Fue así como, en aquella circunstancia historica, se crearon y dieron a conocer una multiplicidad de obras musicales en las cuales se hizo y es posible capturar el concepto y a esencia misma del “latin jazz”, entre estas se hallaron; “Cubano Be Cubano Bop”(1947) además de “Manteca”(1947) realizadas por los egendarios Dizzy Gillespie, George Russell, Chano Pozo, Machito y otros más. En conclusión, un capítulo particular va dedicado a la composición “Tanga”(1951), realizada por el extraordinario Mario Bauza y ejecutada magistralmente por la orquesta de Machito & His Afro Cubans.

Latin Jazz

This musical genre marked out by a great sense of rhythm arose in the eastern side of Cuba about the end of the nineteenth century as derived from Cuban Son. The historical “Son Montuno” born in Santiago, spread in Havana and Matanzas around 1909 where its original rhythm was subjected to great changes due to the first contacts with rumba. This historical rhythm represents the perfect mix between the pleasing and mystical European and African melodies: from this strong union pours out a new language typical of Cuba whose success consists in the special intensity of the execution, in the perfect demonstration of talent and harmony as well as in those capacities of improvisation that artists of this musical genre succeed in their performances. In this perspective the Cuban musician Arsenio Rodriguez defined, introduced and developed a musical style in which his special combination showed a perfect “montuno" (dialogue between soloist and choral voices), a superb use of the conga and the bell together with a precious accentuation of “Tres” (a guitar with three strings ) and of trumpets. At a later stage the strengthened rhythmic formulation of “Son Montuno” was enriched by the contributions of the famous director Benny Moré who spiced this genre with new and fascinating elements derived from bolero, guaracha and mambo. Nowadays it is possible to assist at an infinity of fusions and uses of “Son” as well as “Son Montuno” nearby and inside the different musical sequences of jazz, hip-hop and Latin-pop: among these, we can include the excellent compositions of bands as Orishas (537 C.U.B.A) and Yerba Buena (Guajira I love U 2 Much).

Bachata

Este armónico y nostálgico genero halla sus origenes en las secuencias ritmicas del bolero, el bolero son, el son cubano, el cha cha cha y el merengue, los cuales encontraron en los años 30, 40 y 50 del novecientos una inmensa popularidad en las zonas caraibicas de habla hispana de la America Central y de las cuales algunos memorables musicos dominicanos como José Manuel Calderón, Inocencio Cruz y Rafael Encarnación tomaron inspiración para la consecuente creación y elaboración de una nueva expresión musical puramente dominicana al principio de los años sesenta del siglo pasado. Fue de esta manera como, alrededor del 1962, la Bachata(vocablo originalmente usado en Cuba y a seguir en Puerto Rico para definir una situación alegre en lengua española) tuvo y obtuvo su nacimiento a través de las composiciones “Borracho de Amor” y “Condena”, as cuales, fueron interpretadas de forma sublime por parte de José Manuel Calderón, quien fue y sería desde aquel entonces considerado por muchos como el padre de aquel genero que asumió la sabia ejecución del “bongó” extraído del Son Cubano, reemplazó as “maracas” tomadas del Bolero con la “güira”(instrumento de percusión dominicano) y que del mismo Bolero habría añadido las alteraciones ritmicas de las guitarras tipicas de aquellas piezas musicales tocadas por los tríos de aquel tiempo. No fue una casualidad si en un principio a la “Bachata” se la conoció como el “Bolerito de guitarra”. El carácter melancolico y afligido del cual fueron cubiertas, desde aquel entonces, las canciones de “Bachata” dieron al genero la definición de “musica del amargue” e hicieron, en un principio, que ese fuese relegado a las clases sociales más pobres de la Republica Dominicana. Dicha condición fue sucesivamente modificada gracias a la creatividad artistica de algunos grandes compositores de aquella epoca, entre estos sobresale Luis Segura con la canción “Pena Por Ti”(1982) y sobre todo, gracias a la enorme colaboración y difusión radiofónica exclusiva de este genero por parte de la emisora “Radio Guarachita”. Con el transcurrir de los años se agregaron a este contexto historico-musical una extraordinaria formación de compositores y musicos del calibre de Mélida Rodríguez, Leonardo Paniagua, Victor Victor, Luis Dias y el mundialmente conocido Juan uis Guerra, quien, alrededor del 1990, condujo el genero hacia una fama y popularidad que superó as fronteras de la Republica Dominicana gracias al indiscutible exito alcanzado por el álbum “Bachata Rosa”. Hoy en día, para concluir, la “Bachata” ha podido encontrar una serie de variaciones en su metrica musical y en sus contenidos vocales, los cuales a su vez, han podido conferir a este genero una mayor perspectiva y asociación con otros generos como el Tango, el Blues y el Jazz.

Pachanga

Salsa

Guajira

La memorable “Pachanga” obtuvo oficialmente la denominación de genero musical alrededor del 1959, año en el cual el musico cubano Eduardo Davidsón y su “Orquesta Sublime” dieron vida a a composición “La Pachanga”, la cual logró obtener, a través de la fusión entre el “son montuno” y “merengue”, un éxito casi inmediato en los salones de baile de la Habana. En los años siguientes, la afirmación del nuevo genero sobrepasó las fronteras cubanas para extenderse sobre toda la zona caribeña y alcanzar después de poco tiempo los Estados Unidos. Al mismo tiempo, junto con la expansión de la “Pachanga” se asistió a la aparición de una gran variedad de agrupaciones cubanas y extranjeras que insirieron en la escena musical latinoamericana una multiplicidad de sesiones ritmicas inéditas. Entre estos historicos conjuntos y orquestas que se dieron a conocer y reconocer en el panorama artistico atino con el nombre de “Charangas” destacaron los grupos de José Fajardo Y Sus Estrellas con las canciones “Alegre Pachanga”(1963) y “Vamonos Pal Uno”(1975) ademàs Ray Barretto Y Su Charanga Moderna con las sensacionales ejecuciones de la obra musical “Jazz Pachanga”(1961), en la cual, se funden las tradicionales sonoridades de la “Pachanga” con algunas cadencias ritmicas provenientes del jazz afro-americano y la canción “Más Pachanga”(1963) entonada con la original estructura musical que caracteriza este genero. A estas extraordinarias piezas musicales se unieron otras obras y acoplamientos sonoros que entre el 1960 y el 1962 aparecieron en los discos “Pachanga Con Cha Cha Cha” y “Randy Carlos Et Son Orchestre” del fenomenal Randy Carlos, en os cuales, se pueden percibir las alteraciones ritmicas que surgen entre el genero “Cha Cha Cha” y la “Pachanga” a través de las canciones “Cha Cha Cha Con Pachanga” y/o “Cha Cha Con Pachanga”. Salsa Este popular genero musical nació, oficialmente, alrededor de los años sesenta en la ciudad de New York(USA) cual fruto del encuentro y fusión de algunos ritmos de origen afro-cubano como el son montuno, la rumba, la guaracha, la guajira, el guaguancó, el mambo, el cha cha cha y la pachanga con otros diferentes elementos ritmicos pertenecientes a la música norteamericana en a que se distinguía el twist, el jazz, el blues, el soul, el bee bop y el boogaloo.

La “Salsa”, en calidad de genero musical, se caracteriza y caracterizó, desde aquel entonces, por el uso de la “clave de son” y por la utilización de una maravillosa cantidad de instrumentos de percusión afro-cubanos entre los cuales se encuentran el bongó, la conga, el timbal, el cencerro, el güiro cubano y las maracas. A estas sonoridades se acoplaron sabiamente otros fantasticos instrumentos de origen europeo como el contrabajo, el piano, los trombones, as trompetas, el saxofón, la flauta y el violín. El resultado ultimo de esta fabulosa mezcla ritmica se puede percibir en algunas egendarias composiciones como “Descarga Fania” y “Ponte Duro”, las cuales, fueron ejecutadas en concierto por parte de “Las Estrellas De Fania”(The Fania All Stars) en el año 1971 en el Cheetah Club de New York.

Este fascinante y melancolico genero vio sus primeras luces, aproximadamente a finales del siglo XVIII, en la región española de Andalusia, lugar en donde la clave ritmica original de la historica “Guajira Flamenca” adquirió una gran popularidad. Años más tarde, las nociones ritmicas de a “Guajira Flamenca” se trasladaron hacia algunas zonas caribeñas de la America Central e influyeron de especial manera la región oriental de la isla de Cuba donde, casi a finales del siglo XIX, aquellas nociones se amalgamaron con las tonalidades existentes en tierra cubana. El fruto musical de aquella fusión asumió el solo nombre de “Guajira”. Con el transcurso de la historia la flamante “Guajira” cubana experimentó distintas variaciones en su estructura melodica, armonica y ritmica más mantuvo intacto el esquema de sus cantos cadenciosos y poeticos que entonados bajo forma de décima se concentraban, de principal manera, en historias de vida campesina y cuentos de amor. A seguir, la inevitable evolución de los generos musicales presentes, en aquel entonces, en tierra cubana hicieron fundir este ritmo con el “Son” y dar vida con aquel encuentro a la “Guajira-Son”. Otros historicos aportes ofrecidos a la “Guajira” fueron aquellos que vieron al eterno e ilustre guitarrista y compositor Guillermo Portabales como protagonista a través de la creación, en os años treinta del novecientos, de la conocida “Guajira De Salón”. Esta combinación de elementos extraídos del “Bolero”, del “Son” y de la “Guaracha” dieron una percepción más elegante y sutil al genero “Guajira” en toda su extensión. La confluencia de aquellas peculiaridades historico-musicales con otras realidades sociales y ritmicas mucho más modernas ofrecieron, a una arga lista de musicos, distintas ideas sonoras con las cuales unir y embellecer a la inmortal “Guajira”. Entre aquellos sensacionales artistas aparecieron el pianista Luis Varona con la composición “Ven Pa' La Loma”(1957), Ray Barretto con la composición “Rareza En Guajira”(1966) y Johnny Ventura Y Su Combo con la composición “Guajira Con Soul”(1968).

Copyright © 2015

Flavour & Spice

Lugar de informacion, musica y cultura dedicado al mundo latinoamericano con anuncios concedidos gratuitamente y bajo forma de colaboracion.

[Bolero - Maurice Ravel (1928)]